Este sitio ofrece un servicio de coaching para un mayor empoderamiento y satisfacción; para hacerte un manolo y para mejorar tu vida íntima y tus relaciones en general.

Pide tu sesión online, estés donde estés, y conversamos. Conócete mejor y goza más. Querer es poder.

coaching hazte un manolo

Si quieres, puedes. El potencial lo compartimos todos, de fábrica natural. Todos tenemos la capacidad y podemos desarrollarla, si es que instintivamente no lo hemos hecho ya. Esta capacidad no está sólo, ni principalmente, en el culo, sino en nuestro deseo.
El coaching hazte un manolo funciona porque es un traje a la medida de tu deseo, más bien para desvestirlo y hacerle camino.

más aquí

sesiones online

Y funcionan no sólo para hacerse un manolo.
¿Ampliar el repertorio de diversión? ¿Estar más satisfecho, en la cama y fuera? ¿Superar aquel problemita del que no hablas con nadie? ¿Algo he de hacer pero no veo qué ni con qué? ¿Culitriste o culigeneroso? ¿Pichasosa o pichamante? ¿Qué dejé dentro del armario? ¿Salir de él, o no? ¿Y si me decido a ponerme a la labor para la satisfacción que quiero? ¿Y si contacto y pido una sesión?

más aquí

man2man

¿Te interesa el sexo y la intimidad entre hombres? ¿Follas mucho pero aún te sigue faltando algo? ¿O follas poco y querrías follar más? ¿A veces te sientes atrapado por miedos, o en relaciones que no te satisfacen? ¿Quieres ampliar tu potencial para relacionarte y disfrutar más? ¿Eres de los que piensan que, en la vida, juntos siempre es mejor? ¿Te gustaría encontrar un grupo de personas con las que poder hablar en confianza sintiéndote libre y seguro?

más aquí

  • Demo Image

¿Un manolo?

Llamamos aquí un manolo a un orgasmo anal masculino sin manola o masturbación. Te corres del gusto cuando te penetra quien quieres.

¿Por qué llamarlo manolo?

Porque es sin manola, con la que la mayoría se corre cuando es penetrado. Hay que querer mucho para darse completamente al acto de unión y el premio es este orgasmo.

El autor de este sitio lo llamó así hace años con el entusiasmo y la inmodestia de nombrar algo y algo tan feliz. Lo relevante es hacérselo, y que cada cual lo llame como quiera.

¿Por qué ‘hazte’ un manolo?

El manolo te lo haces tú con ocasión de la unión con el otro. Es todo lo contrario a la perspectiva pasiva del ‘me hacen’. El otro hace su parte, tú haces tu parte y juntos haréis más que dos.

¿Como las mujeres?

Sí, se puede decir que hacerse un manolo es correrse como las mujeres. Hay mujeres que también se corren con el coito anal sin masturbarse, como se corren con el coito genital sin masturbarse. Lograr el orgasmo con el placer anal tampoco es un acto exclusivo de determinada orientación sexual, igual que el propio coito anal. Y de la misma manera que hay hombres homosexuales que no ponen el culo es bien cierto que hay hombres heterosexuales que disfrutan estimulando su culo.

El centro del coaching o trabajo asistencial que se ofrece aquí está en el deseo individual. La forma y la expresión del deseo de intimidad y del goce sexual de cada uno es única, como único es cada individuo. Y es además algo dinámico, en constante evolución y movimiento, como la vida misma.

Esta propuesta va de ti, mucho más que de la orientación sexual o del género.

Ahí también somos libres; y, por tanto, responsables.

Así el coaching hazte un manolo puede ir más allá lograr el orgasmo anal masculino, y su consecución tiene implicaciones más allá de las relaciones íntimas y de la actividad sexual.

¿quieres más?

  • Demo Image

El contenido ilustrativo que sigue es sexualmente explícito, la calidad de la imagen es mala e incluye ‘sexo no seguro’.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Formulario de contacto y/o suscripción

Puedes contactar y suscribirte con este formulario. O por email

Tu nombre

Tu e-mail

Ciudad y país desde donde te conectas

Quiero suscribirme

Asunto (puedes escoger más de una opción)

Mensaje

 

arriba

Homepage-Sicherheit
 

Advertencia al lector: este sitio no pretende decir cómo hemos de comportarnos ni cuál ha de ser nuestra sexualidad. Desear tomar por culo y correrse de gusto al hacerlo es una opción que ni excluye ni es mejor que ninguna otra opción.